Saltar al contenido

Los 8 PASOS CLAVE para mejorar tu autoestima

¿Sientes que tienes una baja autoestima? En este artículo veremos por qué te está pasando, qué puedes hacer para mejorarla y cómo puedes volver a sentirte bien.

mejorar autoestima

Muchas personas acuden todos los días al psicólogo por distintos problemas.

Pero lo que no saben es que su problema realmente es sólo una baja autoestima.

De ahí vienen todos los demás problemas:

  • Estrés.
  • Ansiedad.
  • Depresiones.
  • Inseguridades.
  • Crisis de todo tipo.
  • Y muchos otros.

Entonces cuando la persona es capaz de asumir que su problema tiene que ver con una autoestima baja, es cuando puede empezar a sanarse.

Mejorar la autoestima no es tan difícil como se cree, ni necesitarás largas y caras sesiones de psicoterapia.

Por el contrario, haciendo algunos cambios simples en tu vida puedes empezar a ver resultados.

Sólo requerirá de tu compromiso y ganas de estar bien.

Esta situación de baja autoestima te ha traído a tu momento actual y NO tienes que tener enojo o rabia por eso.

Sino más bien debes verlo como una OPORTUNIDAD para estar mejor que nunca.

Una oportunidad para ser la mejor versión de ti mismo(a).

Estás aquí y quieres hacer algo al respecto. Algo para mejorar. Y eso es lo valorable y el paso más importante y difícil que hay que hacer.

Tú ya lo hiciste, así que vamos a lo que te interesa…

A grandes rasgos… ¿qué es la autoestima?

Según Wikipedia la Autoestima es simplemente un grupo de pensamientos, percepciones, sentimientos y creencias que tenemos sobre nosotros mismos.

que es la autoestima

Es la estima que nos tenemos a nosotros mismos.

¿Y de dónde sacamos estos pensamientos, creencias y sentimientos?

De nuestras experiencias y de cómo las vemos.

Es por eso que hay gente con muy elevada autoestima y personas con muy baja.

Todo tiene que ver con nuestras experiencias y cómo nos tomamos lo que nos pasa en los distintos momentos de nuestras vidas.

Así entonces, la autoestima que nos tengamos a nosotros mismos es una decisión.

Existe mucha confusión con respecto a este tema.

Muchas personas piensan que una persona con alta autoestima es popular o admirada por el resto.

Otros creen que el aspecto físico es parte fundamental de una persona con alta apreciación personal.

Otros piensan que las personas que consiguen logros económicos importantes son las que gozan de una autoestima saludable.

Sin embargo, el tema es mucho más simple que eso, y por eso es tan sencillo arreglarlo.

Tener una buena autoestima es simplemente tener la capacidad de apreciarse a sí mismo por lo que eres.

Con todas tus fallas, debilidades, inseguridades y problemas.

La sociedad actual es una de las grandes responsables de que haya tanta gente con este tipo de problemas.

Ponemos demasiado énfasis en cosas materialistas. El tipo de auto que conduces, el dinero que ganas, el tipo de escuela a la que van tus hijos, cómo es tu casa o cómo te ves físicamente.

Así que no te sientas culpable por sentirte como te sientes, probablemente tu círculo cercano, la publicidad, e incluso tu familia te han podido llevar por ese camino.

Pero llegaste a este artículo y a este sitio Web y eso es lo que importa.

Sigue leyendo y aprenderás a mejorar tu visión de ti mismo(a) en simples pasos y a comenzar a transformarte en tu mejor versión.

Test de autoestima, ¿te identificas?

Si no sabes si tu problema realmente es de tener una autoestima baja o si quieres asegurarte de que es realmente lo que te está pasando a ti…

Es muy sencillo.

Simplemente revisa la siguiente lista de posibles conductas y ve cuántas están presentes en tu vida.

  • Sensación de sentirse observado permanentemente y necesitar la aprobación de los demás constantemente.
  • En la sala de clases o trabajo, muy rara vez das tu opinión por miedo a hacer el ridículo o por pensar que tus opiniones no son tan valiosas o no pueden aportar mucho.
  • Falta de seguridad personal.
  • Te cuesta comenzar un proyecto porque antes de hacerlo te pones excusas y crees que no lo lograrás o que “no es para ti”.
  • Crees que no te mereces ciertas cosas cuando las catalogas de “muy buenas” o “hechas para otros”.
  • No te conformas nunca con lo que haces porque siempre piensas que está mal hecho o que podrías hacerlo mucho mejor.
  • Te miras al espejo y no te gusta tu imagen física, y mentalmente te criticas.
  • Cuando te va bien en algo, lo atribuyes a causas externas. Y cuando te va mal, te culpas.
  • Casi siempre que ves a otra persona piensas que es mejor que tú y piensas que te gustaría ser como ellos o tener su vida.
  • Cuando alguien te ha levantado la voz, ya sea conocido o desconocido, lo dejas pasar, te dejas pisotear por miedo a vivir una situación “peligrosa”.
  • Te cuesta terminar lo que empiezas porque te desmotivas fácilmente.
  • Sientes nervios y ansiedad gran parte del día y no sabes bien por qué.

Si te identificas con más de 3 de estas conductas, tienes un problema que deberías atacar de raíz cuánto antes para que no siga afectando áreas importantes de tu vida y de tu desarrollo personal.

Mi objetivo es ayudarte a mejorar tu autoestima.

Es conseguir que te sientas bien por lo que eres, apreciando tu propio valor y enorgulleciéndote de tus habilidades y logros.

Pero también reconociendo tus fallas e imperfecciones, y no dándoles tanta importancia.

Yo pasé por esto y sé lo que estás viviendo, por eso me he decidido a crear este Blog, para contar mi experiencia y ayudar a personas que estén pasando por un cuadro como el que yo pasé.

Recomendado para fortalecer tu autoestima:

8 Pasos para elevar tu autoestima

1) Ten conciencia de lo que te está pasando y toma el CONTROL

Toma un papel o abre un bloc de notas en tu computador o teléfono móvil.

Te recomiendo la opción del papel porque genera más compromiso y puedes ponerlo en tu mesa de noche o escritorio y tenerlo siempre “a mano”.

Traza una línea vertical al medio y en el lado izquierdo escribe Fortalezas, y en el lado derecho escribe Debilidades.

Luego, escribe 10 de cada una.

Sé que escribir 10 fortalezas puede parecer casi imposible, sobre todo en la situación que estás pasando, pero créeme que se puede.

Recuerda los comentarios positivos que has recibido en tu vida, esos que no se olvidan.

Comentarios de familiares, conocidos, tú sabes.

“Eres muy gracioso(a)”, “cuentas muy bien las historias!”, “escribes muy bien!”, etc.

No te frustres si en un comienzo no puedes escribir las 10 fortalezas.

Tómate un descanso y vuelve a la lista, pero TIENES que completarla.

Este pequeño papel es el comienzo de tu sanación y es FUNDAMENTAL que lo hagas. Es tu inventario de autoestima.

Te permitirá saber las cosas que te dices internamente, tanto positivas como negativas.

Te permitirá ser consciente de lo que te está pasando y te permitirá tomar el control.

2) Cambia las expectativas de tu vida

Las personas que tienen baja autoestima generalmente son muy exigentes con ellas mismas.

Yo lo fui.

Recuerdo que cuando estaba en mis 20 me decía a mi mismo que a los 30 tenía que ser millonario.

Y cuando llegué a los 30 y me di cuenta de que no era millonario inconscientemente se encendió una alarma en mi mente que me decía “FRACASASTE”.

Fue sólo cuando me di cuenta de que mis expectativas no eran realistas, que me empecé a sentir mejor conmigo mismo.

Cambié las expectativas de mi vida. Y no me asigné presiones innecesarias, que ni siquiera sabía por qué me las estaba asignando.

Pero tampoco se trata de que “achiques” tus expectativas, sino que tengas expectativas realistas.

Por ejemplo, una expectativa pequeña pero irreal sería “quiero que mi madre deje de criticarme…”.

Es una expectativa sensata y pequeña, pero probablemente no ocurrirá si ha venido ocurriendo durante muchos años. Así que es irreal.

Piensa bien: cuáles son las expectativas que te has puesto en los últimos años, pregúntate cuántas has cumplido, cuántas no, y si es necesario, hazlas de nuevo.

Siempre enfocándote en que sean realistas y se puedan lograr, y que no te generen ansiedad ni presiones innecesarias. La vida es ahora, no en el futuro, el futuro puede ser que no exista.

Siempre tenlo presente.

3) Olvídate de la perfección

La perfección no existe. Nunca serás perfecto o perfecta. Nunca tendrás el cuerpo perfecto ni la casa perfecta ni la vida perfecta.

Tu vida ya es perfecta en la actualidad. La imperfección es perfección.

Son los medios de comunicación, el cine, la publicidad, los que nos venden esta idea de la “vida perfecta”.

Ese mensaje ya está instalado en nuestros subconscientes y es difícil escapar de él.

Pero precisamente cuando te haces CONSCIENTE de eso, es cuando sientes un relajo inmediato.

¡Olvídate de la perfección!

La mejor técnica para lograrlo es felicitarte cuando consigas algo que te propusiste, por pequeño que sea.

Si tienes un Blog y tenías que escribir un artículo diario y lo conseguiste. Toma una pausa y celebra, siéntete bien con eso que lograste y no te preocupes si es perfecto o no.

La perfección está en la acción. Está en hacer lo que te propones, no está en “cómo te resultó” lo que hiciste.

Muchos grandes pensadores dicen que el secreto del éxito personal es “tomar masiva acción imperfecta“, en vez de quedarse pensando en cómo hacer algo perfecto y nunca hacerlo.

¿Tiene sentido cierto?

4) No te compares con el resto

Decir esto en los tiempos actuales, donde existe una exposición gigantesca de las personas a través de redes sociales como Facebook e Instagram, es difícilismo.

Pero se puede lograr.

Debes DEJAR de compararte con el resto.

No hay nada que perjudique más tu autoestima que cuando haces comparaciones injustas de tu vida versus la de otras personas, principalmente tus contactos de Facebook o Instagram.

Las redes sociales son muy útiles y tienen muchísimas ventajas y han revolucionado la forma en la que nos relacionamos, pero tienen un gran problema:

El mal uso que le da la mayoría de personas.

El poder decidir qué compartir, cuándo hacerlo y cómo hacerlo, ha transformado a estas redes sociales en una vitrina falsa de la vida de las personas.

Haciéndole creer al resto que la vida que llevan es “increíble”.

Fotografías de viajes con muchísimos filtros y efectos, nos hacen creer que el resto tiene vidas excitantes y geniales y lejos de toda preocupación, estrés y ansiedad.

Esto no puede estar más alejado de la realidad y debes dejar de creer que es así.

Si eres usuario activo de Facebook o principalmente de Instagram y en particular de Instagram Stories o Historias, sabrás de lo que te hablo.

La gente comparte su vida a cada minuto, con imágenes y fotografías de lo que está haciendo y los lugares que están visitando.

El problema es que el 99% de las publicaciones que sube la gente (y es muy entendible) son de momentos felices y eufóricos.

Esto hace creer a la persona que está consumiendo este contenido que las personas tienen esa vida durante todo el día, todos los días.

Y esto sólo genera ansiedad, sentimientos de inferioridad, y por supuesto baja autoestima.

La única persona con la que deberías competir y “compararte” es contigo mismo.

Y debes dejar de ver al resto, tanto en la vida “real” como en las redes sociales, pensando que tienen vidas perfectas, porque créeme que no las tienen.

Cada persona está viviendo una lucha interna y cada persona está atravesando momentos distintos de su vida.

Deberás ver las publicaciones en redes sociales sólo como modo de entretenimiento y no como un mecanismo de comparación con el resto.

5) Haz más de lo que te hace feliz

La vida es corta.

Si te la pasas haciendo cosas que no te gustan no vas a lograr transformarte en tu mejor versión.

Entiendo que hay MUCHAS cosas que no te gustan y que no puedes dejar de hacer:

Tu trabajo.

Tener que ver a algún familiar que no te cae bien.

Lidiar con vecinos molestosos.

Y todas las incomodidades que puede tener tu día a día.

Pero si te quedas sólo con eso, estarás viviendo para trabajar y no trabajando para vivir.

Tienes que dedicarte a hacer más de lo que te hace feliz, así de simple.

Por lo menos 1 vez al día debes dedicarle al menos 30 minutos a hacer algo que te haga realmente feliz y que en lo posible te sirva de distracción.

Por eso que no es recomendable utilizar este tiempo para acostarte a ver series en Netflix o dedicarte a comer comida chatarra.

Porque esos generalmente son mecanismos que las personas utilizan para “apagar” sus mentes y olvidarse por un tiempo de todo.

Y eso no es malo, pero tampoco es sanador.

La clave para fortalecer tu autoestima, y es lo que te he hablado en este artículo, es de que te hagas consciente de lo que te está pasando, que sepas por qué te está pasando y que sepas qué estás haciendo para mejorar.

Repítelo una y otra vez: tienes que ser consciente.

Por eso, la actividad que te hace feliz tiene que ser algo pro activo, algo que te haga moverte, que te haga pensar, que te haga reflexionar, que haga que la sangre circule por tu cuerpo y te haga sentirte vivo(a) nuevamente.

Ejemplos de actividades así son:

  • Tocar algún instrumento musical.
  • Salir al exterior trotar.
  • Salir al exterior a andar en bicicleta.
  • Pasar tiempo de calidad con tu mascota.
  • Adoptar una mascota si no tienes.
  • Apuntarte a un centro de Yoga y/o meditación.
  • Apuntarte a un centro de entrenamiento de acuerdo a tus capacidades.
  • Juntarte con esas amistades que no ves hace tiempo y retomar la relación.

¿Me entiendes?

Sé perfectamente que en la situación que estás pasando probablemente cueste MUCHO pensar en poder realizar alguna de estas actividades.

Pero dar el primer paso es lo más importante para mejorar, y sé que lo lograrás.

Elige la que más te acomode, parte “de menos a más”, y comenzarás a ver cambios.

Lo importante es que comiences hoy y no lo aplaces más.

6) Haz menos de lo que te hace infeliz

Elige UNA cosa que te haga muy infeliz, que te genere mucha ansiedad, nerviosismo y sensación de infelicidad y NO LA HAGAS MÁS.

autoestima y estres

Este paso necesita mucho CORAJE y decisión, pero es de los más importantes para cambiar tu vida para siempre y para lograr transformarte en tu mejor versión.

Si odias tu trabajo y es lo que te está haciendo miserable, toma una acción arriesgada en tu vida y DÉJALO.

Te sorprenderás las cosas buenas que te pueden pasar en tu vida cuando te deshaces de ciertas mochilas pesadas que te están dañando día a día.

Ya SIN esa mochila, verás la vida mucho más clara, y tendrás más ánimo y energía para empezar de nuevo.

Si es una relación amorosa tóxica, deberás CORTAR para siempre.

Y es lo que más le cuesta a las personas, pero las que lo logran, después de pasado un tiempo miran hacia atrás y AGRADECEN haber tomado esa decisión.

Y en tu vida… ¿cuál es la mochila más pesada que estás cargando? ¿te atreves a deshacerte de ella? Tómate un tiempo para pensarlo y no te presiones.

Simplemente toma consciencia de tu situación y de lo que te está haciendo BIEN y sobre todo, lo que te está haciendo MAL en tu vida.

7) Agradece todos los días

Somos poco agradecidos de lo que tenemos. Aunque tengamos muy poco.

Esa es la verdad.

auto estima

Una de las claves para poder subir la autoestima es ser agradecido de la vida que tienes, con todas sus imperfecciones y problemas.

Si desde hoy practicas el agradecimiendo todas las noches al acostarte, y piensas durante 5 minutos en cómo fue tu día y das gracias de las cosas buenas que te pasaron, tu vida cambiará.

Al acostarte por las noches, piensa en tu día. En las cosas buenas y malas que te pasaron, y agradece que tendrás la posibilidad de tener un nuevo día para mejorarlas y ser mejor de lo que fuiste antes.

Esta es otra forma de practicar la consciencia en lo que te está pasando en tu vida.

¿Cuántas personas viven el día a día y no se hacen ninguna pregunta?

¿A cuántos se les va la vida sin haberse hecho una sola pregunta de por qué les ocurría lo que les ocurría?

No seas esa persona.

Sé consciente de lo que te pasa para poder mejorar día a día. Ésa es la clave.

8) Amarse a uno mismo

Tu auto estima depende de que aprendas a quererte a ti mismo o quererte a ti misma.

Y esto tiene que ver con lo que hemos venido hablando en este artículo.

Si aplicas todo lo que te he enseñado, lograrás empezar a amarte. Y ese es el comienzo de tu sanación y de tu nueva vida.

Tienes que amarte y respetarte por quién eres y dejar de pensar en lo que “podrías haber sido”.

amarse a uno mismo

No te exijas más de lo que realmente eres:

Si vives en el presente, dejas de preocuparte de lo que quieres o “deberías” conseguir o ya haber conseguido en la vida, reducirás tus niveles de ansiedad considerablemente y te sentirás mejor.

Tienes que empezar a ver con optimismo tu situación actual y hacer pequeños cambios para ir mejorando paulatinamente.

Tienes que mostrarte tal cual eres y asumir tus debilidades y abrazarlas. No ocultarlas ni odiarlas.

Muchas veces de nuestras debilidades nacen nuestras más grandes FORTALEZAS.

Para amarse a si mismo es importante amar a los demás

Uno de los puntos más difíciles de aplicar cuando se tiene baja autoestima, pero a la vez, más poderosos.

Si consigues cambiar tu visión del resto y empezar a amar a los demás, lograrás realmente quererte a ti mismo o misma.

amar a los demas

Esto tiene que ver mucho con la autoestima psicológica y quiere decir que cuánto más prejuicios dejes de tener sobre el resto, menos prejuicios y miradas negativas tendrás sobre tu persona.

Debes pensar que el resto está viviendo sus crisis personales, algunos más que otros.

Y los que aún no las están viviendo y parecen “muy felices” ya las van a vivir.

Debes ver en los demás vulnerabilidades, imperfecciones y debilidades, tal y como tú las tienes.

Ningún ser humano sabe exactamente qué está haciendo en esta vida, simplemente estamos haciendo nuestro mejor intento por existir de buena forma.

Nadie tiene la fórmula exacta de la felicidad, porque ésta fórmula no existe. Ten presente esto siempre.

Pierde el miedo a equivocarte

Esto lo podrás poner en práctica cuando ya hayas dominado todos los consejos anteriores, pero créeme que cuando lo hagas, tu vida cambiará.

La vida es imperfecta y está llena de equivocaciones. Equivócate más, sé más torpe, y domina el arte de que NO TE IMPORTE nada cuando esto ocurra.

Muchas veces le otorgamos mucha importancia y mucha gravedad a cuando nos equivocamos.

Por eso nos sonrojamos, nos da vergüenza y queremos correr a escondernos a nuestra casa.

Si en cambio vemos nuestras equivocaciones con humor y las tomamos como parte de nuestro día a día, aprenderemos a vivir con ellas e incluso a quererlas mucho.

Nos veremos como personas más genuinas y reales, y eso se proyectará al resto.

No intentes caerle bien a todo el mundo

El problema de las redes sociales como Facebook o Instagram es que están construidas en base a “likes” o “me gusta”.

Las personas se esfuerzan por publicar fotografías, videos o textos que buscan esto, generar “me gustas”, y ¿para qué?

¿Para agradarle al resto? ¿Para caerle bien a todo el mundo? ¿Para validar tu vida?

Cuando nos damos cuenta de lo dañino que es esto para nuestras vidas, nos sacamos otra mochila muy pesada y podemos vivir más tranquilos y con menos ansiedad.

No estoy diciendo que cierres tus perfiles de redes sociales y no ingreses nunca más.

Estoy diciendo que si no te enfocas en caerle bien al resto, en obtener aprobación externa ni “me gustas”, sentirás un cambio rápido en tu vida y en tus niveles de autoestima.

¡Menos quejas!

¿Cuántas veces te quejas al día? ¿de lo que sea?

Probablemente tantas veces que sería casi imposible contarlas.

Ese es un hábito dañino del que no nos damos cuenta y que es muy perjudicial para nuestro estado y puede que haga que nos cueste más enfocarnos en aplicar los consejos que te he dado.

Una vez más, pon en práctica la consciencia.

Date cuenta de cuando te estés quejando por algo que no vale la pena o que no tiene la importancia necesaria para merecer una queja y detente.

Detente a tiempo, sé consciente de por qué te estás quejando y probablemente en un futuro en una situación similar tu inconsciente sabrá que NO MERECE LA PENA quejarse.

autestima

Gastarás energía que podrías estar utilizando para hacer algo que te guste.

¿Tiene sentido no?

Espero que estos 8 pasos te hayan servido para abrir tus ojos y tus sentidos y comiences a tomar acción hoy mismo.

Te aseguro que si comienzas a poner en práctica estos consejos tu vida cambiará para mejor en cuestión de días.

Ponte en mente un sólo objetivo: hoy tienes que ser mejor de lo que fuiste ayer.

Y mañana tienes que ser mejor de lo que fuiste hoy.

Con esa simple mentalidad tus días de baja autoestima están contados.

Sé que si los aplicas estarás mucho mejor, si yo lo conseguí, tú también lo harás.

¡Mucho éxito y mucho ánimo en este entretenido camino!